viernes, 5 de abril de 2013

Calidad de la educación y gestión escolar.


  •  ¿Cómo se concibe la calidad en la educación y cuáles son sus principales componentes?

Según Sylvia Schmelkes, la calidad educativa se concibe como “un fenómeno complejo y multideterminado, por lo que cualquier esfuerzo que afecte una de sus causas será necesariamente parcial”. Está conformado por cuatro componentes que son los siguientes:
1.    Relevancia de la educación: este rubro deriva en dos vertientes: relevante para el niño de hoy y el adulto de mañana y relevante para el alumno como individuo y para la sociedad de la que forma parte.
2.    Eficacia de la educación: se refiere a la capacidad de un sistema educativo básico para lograr los objetivos con la totalidad de los alumnos que teóricamente deben cursar el nivel, y en el tiempo previsto para ello.
3.    Equidad de la educación: en este punto se parte del reconocimiento de que diferentes tipos de alumnos acceden a la educación desde diferentes puntos de partida. Por ello, se deben ofrecer apoyos diferenciales que garanticen que los objetivos de la educación se logren de manera equiparable, en todos los alumnos.
4.    Eficiencia de la educación: es el óptimo empleo de los recursos para obtener los mejores resultados

·         ¿Qué relación existe entre la calidad de la educación y la gestión escolar?
Existe una estrecha relación, ya que en la gestión escolar se debe buscar que la educación sea de calidad, por medio de “la intencionalidad colectiva combinada con las tradiciones históricas y la cultura que el trabajo colegiado del director y personal educativo”, así la gestión escolar permite propiciar las condiciones adecuadas para que la escuela en general, obtenga mejores resultados. Cabe aclarar que no todo lo que se haga en cuanto a gestión se reflejará en calidad, pero aún así, esto se basa en el conocimiento de las posibilidades y limitaciones de esta relación. En este sentido, se encuentran diversas variables, donde las relacionadas con las de gestión tienen que ver con  las decisiones y acciones promovidas por el director,  y las educativas pueden ser realizadas por el personal docente, sin embargo todas deben de encaminarse a un mismo objetivo: la promoción de un espacio que favorezca el aprendizaje.

·         ¿Qué significado tiene y cuáles son las implicaciones de la expresión: “las decisiones organizativas deben tomarse después de las decisiones pedagógicas”?
La frase se refiere al hecho de que, la mayoría de las veces, se olvida el objetivo central de la gestión: que es la promoción de un espacio que favorezca el aprendizaje. En este sentido, “el concepto de gestión escolar no es sinónimo de administración, aunque la incluye”, se habla pues de una gestión que supone un trabajo que involucre a la comunidad externa para recuperar el contexto y los valores, y no solamente centrado en el director, sino en todo el personal docente. Esto tiene muchas implicaciones, pues parece que las decisiones se centran solamente en lo referente a rubros, tales como cobertura, permanencia y la promoción, en cuanto a imagen frente a los demás, pero no como una forma más de promover el aprendizaje.
·         ¿Qué ámbitos fundamentales de la escuela necesitan transformarse para mejorar la calidad de la educación?
Principalmente, es necesario reconocer a la escuela como unidad básica del sistema educativo. Es un error, desde mi punto de vista, considerar la escuela, en particular, como un elemento mínimo de todo el sistema educativo, a la cual se homogeniza junto con las demás instituciones. No se puede hablar de educación sin tomar en cuenta el contexto específico donde se encuentra insertada la escuela.
Así, en el ámbito gubernamental, el mejoramiento en la calidad de la educación debe estar dado en un estudio profundo sobre la situación actual educativa, Sylvia Schmelkes maneja que “la intervención del sistema es absolutamente indispensable, y su éxito depende de su capacidad para atender a las necesidades de cada escuela en su empeño por mejorar la calidad de la educación”. La separación existente entre el sistema educativo y lo gubernamental causa más controversia que soluciones, por ello es importante que ambos sistemas se centren en lo realmente importante, que es la formación del alumno en función del aprendizaje efectivo.
Otro ámbito que necesita evidentes mejoras, es el administrativo (hablando de una escuela en particular). La proyección externa de la institución se vuelve lo más importante, muchas veces dejando de lado lo pedagógico. No existe una relación con otros centros educativos, más que para lo estrictamente necesario.  En este ámbito, la unión de sus integrantes es indispensable para el buen funcionamiento. Tener claros los objetivos que se desean lograr, así como la dirección que los sujetos implicados hagan en el logro de los mismos, es lo que ayudará a llegar a que la organización escolar cumpla sus metas, en el tiempo establecido.
Además, la escuela está inserta en un ámbito social, y aunque estén notoriamente separadas, la educación mejoraría considerablemente si se lograra que ambas unieran esfuerzos para lograrlo, pues “el envío de claros mensajes respecto de lo que la escuela espera que los alumnos, de lo que está permitido y prohibido, junto con la realización de actividades que alcancen directa o indirectamente a la comunidad”.
La calidad educativa está condicionada por muchos ámbitos, sin embargo, si los logros son favorables, se avanzará mucho, no solo educativamente hablando, sino que además los beneficios se podrán observar dentro del marco de la sociedad n la que la escuela se encuentra presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada